Botox®

Botox®: El uso de la toxina botulínica tipo A, se trata de un método utilizado mundialmente, aprobado por la FDA (Food an Drugs Administration), que consiste en atenuar la presencia de las arrugas dinámicas, es decir aquellas ocasionadas por la contracción de los músculos de la mímica (entrecejo, frente, y “patas de gallo”) Los resultados comienzan a hacerse evidenciables a partir del 3º día de la aplicación para alcanzar el efecto deseado entre los 10 y 15 días, a partir de allí se mantendrá hasta el 4º mes para comenzar a recuperarse paulatinamente hasta el 6º mes,  que es cuando se aconseja un nueva aplicación. Esta demostrado que con las aplicaciones sucesivas nunca se vuelve al estado inicial, sino que la piel adopta un aspecto más joven.  Es un método que no requiere de anestesia, tiene pronta recuperación, escasos efectos adversos y magníficos resultados. La edad de comienzo de aplicación es variable, pudiendo utilizarse  de modo preventivo antes de que ocurra la aparición de las arrugas de expresión.

Otro de los  usos dentro de la dermatología es el tratamiento de la hiperhidrosis o sudoración excesiva.

Las  contraindicaciónes son :

  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Enfermedades neuromusculares
  • Miastenia Gravis.
  • Antibióticos tipo aminoglucósidos.