Peelings

Peeling: Es un tratamiento médico que utiliza diferentes sustancias químicas (ácidos) para tratar distintas afecciones de la piel de la cara, escote, dorso de manos principalmente.  La frecuencia es de una vez cada 10 a 15 días. La recuperación variará según la profundidad del peeling y lo que nos proponemos tratar.

Indicaciones:

  1. Fotoenvejecimiento.
  2. Arrugas finas.
  3. Arrugas peribucales, periorbitarias
  4. Manchas seniles.
  5. Secuelas de acné.
  6. Cicatrices defectuosas.
  7. Piel seca deshidratada.

Lo ideal es realizarlos durante los meses de otoño-invierno, ya que los rayos UV son menos potentes.  De todas maneras durante la primavera-verano se pueden utilizar ácidos débiles con muy buena seguridad. Estos tratamientos siempre van acompañados del uso de protectores solares durante el día.