Adiposidad Localizada

Se trata de una alteración multifactorial asociada a factores genéticos, constitucionales, raciales, hormonales y circulatorios. El tipo de alimentación, el sedentarismo y el tabaquismo influyen negativamente sobre este trastorno. El tratamiento siempre debe ser combinado realizando plan de alimentación adecuado, actividad física,  mesoterapia, drenaje linfático, ondas rusas e  interferenciales según corresponda cada caso.
La celulitis es más frecuente en mujeres, en cambio la adiposidad localizada afecta a ambos sexos, pudiendo acumularse tejido graso con mayor frecuencia en abdomen, caderas, glúteos y muslos.